La experiencia de la inducción

El lunes 17 de diciembre, Día de San Lázaro, el ultrasonido correspondiente a las 41.4 semanas de gestación reveló una considerable pérdida de líquido amniótico en mi vientre. No me extrañó. Suponía que algo pasaría, pues los dolores asociados al parto demoraban demasiado y sabía que los riesgos asociados a un nacimiento post término se […]