Preparándonos para el hospital (XV)

No necesito una cesárea, al menos por ahora.

Así me hizo saber la vicedirectora facultativa del hospital conocido como Maternidad Obrera, en Marianao. Me habían indicado verla tras pasar por la Consulta de Gestante a Término, adonde me remitió la ginecóloga de mi consultorio debido a la sugerencia de cesárea realizada, mediante un certificado médico, por el ortopédico que me atendió durante el embarazo.

Como tuve enyesada la columna desde los 11 hasta los 18 años de edad, aún presento más de 40 grados de desviación dorso-lumbar y he sentido fuertes dolores de espalda durante la gestación, es normal que el especialista en Ortopedia tomara sus precauciones.

Sin embargo, de acuerdo con la vicedirectora facultativa del hospital, esa patología solo es objeto de una cesárea si la paciente presenta un tratamiento con varillas de acero u otras complicaciones de las cuales, por suerte, estoy exenta. Todo eso quiere decir, me aclaró, que tendré un parto natural a menos que alguna circunstancia excepcional conlleve a otra decisión…

Siendo así, ya estoy lista para sentir las contracciones…

La estancia en un hospital de maternidad no es algo que las chicas que he conocido narren como agradable. Cuando te hablan de eso, no profundizan. Para ellas, y supongo que terminará igual para mí, fue más importante el momento de la llegada y el de la partida.

Sin embargo, para las abuelas más cercanas que tendrá mi bebé, es tan importante la llegada y la partida como los preparativos. Por eso, y porque no tenía nada mejor que hacer, desde hace casi dos semanas tengo las maletas listas para marchar al centro médico.

¿Qué llevar al hospital? ¿Cómo saber para cuántos días debo prepararme?… Según los médicos y las anécdotas, cuando se da a luz de manera natural la recién parida suele estar unos tres días; y cuando se transita por una cesárea pueden llegar hasta siete las jornadas de hospitalización. No todos los casos son iguales y una siempre piensa en la probabilidad de que alguna complicación alargue la obligada estadía.

Sin embargo, hay elementos que no deben faltar en el equipaje de una embarazada y su bebé. Esto es lo que contiene el mío:

Equipaje de mamá

  • Cinco vestidos ligeros, que permitan dan de comer a mi bebé.
  • Atuendo para salir del hospital
  • Ropa interior
  • Almohadillas sanitarias
  • Chancletas
  • Productos para el aseo diario (jabón, pasta, cepillo dental, champú, crema de piel, peine, desodorante, etc…)
  • Medicinas de uso frecuente (prenatales, ácido fólico, dipirona, vitaminas, etc…)
  • Cubo y ventilador de mesa
  • Sábanas y almohada
  • Cubiertos y vaso

Equipaje del bebé

  • Tres pañales de cuna
  • Hule
  • Mosquitero para el cunero
  • Paquete de culeros de 1ra etapa
  • Paquetico con ropa abrigada para salir del salón de parto + culero
  • Muda de ropa para salir del hospital
  • 10 bodies para pasar los días y las noches
  • Porrón con agua hervida para bañar el bebé
  • Productos de aseo del bebé

Siempre es posible que algunos productos, tanto de una como del niño, se agoten antes de haber regresado a casa. Para evitar la esquizofrenia colectiva en esos momentos, es bueno tener un Plan B que implique tener un duplicado en casa de aquellos productos gastables.

Así, ante cualquier escasez, solo informarás a la familia que te acompaña sobre qué necesitas y donde está.

Historias clínicas y otros cuentos (I)

La consulta más larga (II)

El poder de una embarazada (III)

Cesárea programada (IV)

Papás (V)

Siete cosas que casi nadie cuenta sobre el embarazo (VI)

Bebés y bajos salarios (VII)

Frankenstein para embarazadas (VIII)

Una novela para la canastilla (IX)

Ariel, se llama Ariel (X)

Seis novatadas que pagué durante el embarazo (XI)

Cosas genéticas (XIII)

Entrenando para mamá y papá (XIV)

1 comentario en “Preparándonos para el hospital (XV)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.