ETECSA, el 113 y el periodista

Que me desmienta quien pueda: no hay mejor guía telefónica para la mayoría de los periodistas de este país que el 113. Gracias a la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba yo, por ejemplo, tengo gastados el 1 y 3 de mi teléfono y de los del periódico Venceremos pero no me rompo la cabeza hojeando un directorio regordete o uno de los finitos donde jamás hallo lo buscado, a pesar de las páginas amarillas.

Sin embargo, cada vez que marco el divino numerito y hablo con la chica al otro de la línea me quedo pensando “¿quién será?”…Siempre es igual, y cuando no me quiere dar la dirección del lugar además del teléfono entonces es peor porque se me ocurren (en mi mente) todo tipo de improperios contra su insensibilidad. Claro que yo tampoco explico que soy periodista, que necesito saber para  buscar mi noticia, que me pesa rebuscar entre papeles y libros el dichoso directorio… Con la chica del 113 no se habla tanto.

Hoy llamé otra vez. A las 6:00 de la mañana descolgué el auricular para preguntar el número del Teatro Guaso. Empiezan las audiciones del Festival Nacional del Humor y quería saber a qué hora venden las entradas.

–         “ETECSA le atiende Alina en qué puedo ayudarlo”, fue lo primero que escuché. Una voz aburrida, como cansada, me había salido del otro lado. Pregunté, esperé cinco segundos, y me respondió.

–         “Ha sido un placer atenderlo”, se despidió.

Y yo, de nuevo, pensé en cómo sería esa mujer. La imaginé de unos 48 años, cansada de trabajar, preocupada por la guagua que debía tomar al terminar su turno y quizás con dos o tres hijos mayores de edad. Generalmente las imagino así, aunque a veces salen voces jóvenes que, antes de que el cliente cuelgue, reducen su última frase a “Ha sido un placer atend..” y cortan la comunicación.

Yo  espero a que terminen de hablar y por eso, cuando se interrumpen a sí mismas, río… Lo hago porque sospecho que están acostumbradas a que la mayoría de los usuarios no esperen la despedida.

A veces me da por pensar que esas muchachas del 113 deben ser testigos auditivas de muchas historias porque ¿quién no ha vivido un drama familiar, profesional o amoroso en medio de una llamada?…Habrán oído de todo: rupturas matrimoniales, besos, discusiones, e incluso habrán sido blanco de la burla de los niños y de los pervertidos.

Pero de todas formas, bendita sea su existencia al otro lado de la línea y muchas gracias a quien se le ocurrió la idea de poner en práctica este Sistema de Información humano y gratis.

4 comentarios en “ETECSA, el 113 y el periodista

  1. Hola Yisell muy lindo este post… pero consíguete la guía digital de Etecsa, que circula cada año actualizada, así la instalas en tu pc y das menos lucha y coges menos también jejej besos.

  2. Aylin, gracias por el consejo…créeme que buscaré la guía digital así, como tu dices, me quitaré los dolores de cabeza definitivamente. A veces me da por pensar que de tanto marcar el 113 ya esas muchachas puede que conozcan mi voz jejej Saludos para ti.
    PD: Si tienes la guía mándamela por correo, please.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *