De periodismo, redes sociales y blogs… en Santiago de Cuba

Por Yisell RODRIGUEZ MILÁN
Esta vez fue el pequeño salón de conferencias del periódico Sierra Maestra de Santiago de Cuba la sede del encuentro. Allí no hubo adictos a las redes sentados en el piso, ni se abarrotó el local de reporteros deseosos de compartir, otra vez, sobre el periodismo en blogs y redes sociales. Tampoco hizo falta.
En realidad, para que el debate fluyera sincero y audaz, bastó con que unos pocos compartieran sus puntos de vista sobre lo que se publica a través de las redes con un auditorio interesado.
Algunas ideas circularon, de boca en boca, por el caluroso local:
– los blogueros cubanos se han autoimpuesto una “misión” de reafirmación identitaria de lo nacional, de lo cubano…
– Un blog es el último eslabón en la cadena de prioridades de un reportero de la prensa tradicional. Primero debe responder a los intereses de su emisora, telecentro o periódico, luego a la página web y después… si le queda algo que decir o mucha pasión…al blog.
– No existe una blogósfera consolidada, pues son pocos los que se rebloguean los post, se comentan o se enlazan unos a otros.
– La trivialidad de facebook nos aleja de twitter, que es más serio y noticioso.
Durante el encuentro, efectuado como parte de las actividades por el aniversario 55 del periódico Sierra Maestra, una de las blogueras más activas del oriente cubano, Karina Marrón, puso algunos puntos sobre las íes cuando dijo:
“En Internet debemos alejarnos del lenguaje neutro, imparcial, que no vibra, donde no hay nadie detrás, que nos enseñaron en las escuelas de periodismo
….
“En los blogs también debe tener espacio la crítica, elaborada desde posiciones y cuestionamientos revolucionarios, porque lo que no debe pasar es que haya una ausencia de crítica.

“Estos son los espacios para decirlo todo, incluso lo que se calla en los medios oficiales porque de lo contrario ¿para que existimos?”.
Se realzó en el taller la libertad de expresión de quienes escriben, con responsabilidad, en sus páginas personales. Eso sin traicionar los principios que defiende en su órgano de prensa y profundizando en cualquier tema de la sociedad cubana y del mundo.

3 comentarios en “De periodismo, redes sociales y blogs… en Santiago de Cuba

  1. Este asunto de los blogueros es muy interesante. Si te estudias profundamente el intercambio de Fidel con intelectuales conocido como “Palabras a los intelectuales” entiendes que la libertad para escribir tus criterios no está limitada por el gobierno. Sucede que el gobierno también tiene el derecho de defenderse porque muchas veces se tergiversa lo que se escribe de este y pocas veces se denuncia al funcionario que se corrompe, con nombre y apellidos y los elementos para demostrar la denuncia realizada. Ese ciudadano ya no es un funcionario que representa los intereses para los que fue designado sino los propios y por lo tanto lo que hace no es la política trazada por la Revolución. Quien lo denuncia tiene que ser valiente y recordar la idea martina cuando alerta que la libertad cuesta caro y la compras por su precio o te resignas a vivir sin ella. También es necesario escribir sobre los miles de ciudadanos irresponsables, que no son funcionarios y hacen tanto daño o más que los otros y de esa forma hacer justicia porque da la impresión de que en Cuba solo son malos los que dirigen.

    1. Es verdad que la responsabilidad no depende solo de los funcionarios, pero es en las manos de ellos descansan los recursos, son ellos los responsables -como tú decías- de representar al estado y desgraciadamente aún cuando estén “defendiendo” sus propios intereses al robar eso no es lo que el pueblo ve. Creo que muchos cubanos se han adaptado a holgazanear, a no trabajar, y exigimos de los que están en un escalón superior que respondar por lo que falle aunque los que protestan no puedan hacerlo mejor. Ojalá y eso cambie, este es el momento, quizás hasta sea una de esas mentalidades que hay que cambiar, como decía el presidente Raúl.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *