En Guantánamo el Soul tiene raíz

Por Yisell RDORIGUEZ MILÁN

Se llama “Malvin Gaye” y sus fundadores insisten en que es el primer Club de Soul que existió en Cuba. Fue creado el 18 de julio de 1993 por sesenta personas amantes de la llamada “música del alma”.

Eran 57 hombres y tres mujeres, todos adictos –según me cuentan-  a un programa que trasmitía el Canal 8 de la Base Naval norteamericana: Soul Train. Hace mucho que dejó de emitirse y el canal ya no se ve… pero todavía quedan de aquellos jóvenes, inspirados, que lo fundaron.

Me los topé por primera vez en la Casa del Joven Creador de esta ciudad, sita en Calixto García entre Prado y Aguilera. La conversación que sostuvimos apenas duró dos o tres minutos. Las urgencias de la televisión, medio de comunicación en el cual hacía prácticas por aquel entonces impidió una prolongación.

“En 1984 comenzamos a pensar en crearlo y manejamos muchos nombres- dicen a coro- pero pensamos principalmente en los clásicos: Barry White, James Brown, Tina Turner. Sin embargo nos decidimos por Malvin Gaye porque había sido asesinado  precisamente ese año”.

Las primeras tertulias las realizaban en el hogar de los hermanos Guillermo y Gustavo Argeis, quienes concebían el Club como “un lugar cómodo para bailar y escuchar soul, y donde se conociera el significado de esa música”.

Aquel era el ritmo de la gente pobre y negra de los Estados Unidos. Apareció en la década de los 60,  cuando Sidney Poitier y Harry Belafonte popularizaron su estilo en la TV. Stevie Wonder, Aretha Franklin y Patti Labelle, fueron algunas de sus primeras estrellas. En los 80 se transformó en “retro soul” y “quiet storm”, luego en “urban”. Michael Jackson, Whitney Houston, Babyface y Janet Jakson, fueron sus nuevas voces.  

Hoy el Club de Soul está en sus mejores tiempos. Tiene 134 hombres y 60 mujeres como afiliados y en sus 19 años de existencia, pese a sus numerosos conflictos internos, ha logrado reunirse los últimos domingos y jueves de cada mes en el Patio de Artex.

ImagenImagen

3 comentarios en “En Guantánamo el Soul tiene raíz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *