En Guantánamo: Mariana Grajales se maquilla

Por Yisell RODRÍGUEZ MILÁN

Fotos: Lorenzo CRESPO SILVEIRA

Si la heroína viviera ¿quien duda que se engalanaría y maquillaría para celebrar? Yo no. Lo bueno es que existen quienes se encargan, en su honor, de embellecer por estos días la Plaza de la Revolución  que como ella se llama y que es, además, la única con nombre de mujer en toda Cuba.

Después de todo, pocas veces Guantánamo tiene honores tan grandes como el que ahora vive: ser sede del acto central por el 26 de Julio, Día de la Rebeldía Nacional.

Ayer visitamos las locaciones donde estarán los miembros del Buró Político y el Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Luis Antonio Torres Irríbar, nuestro Primer Secretario en la provincia, los artistas guantanameros que honrarán con sus movimientos espectaculares la fecha rebelde y miles, y miles, y miles, y recontra miles de ciudadanos.

“Es un día único”, me dijo una señora que observaba el movimiento que actualmente hay en la Plaza. Agregó su inquietud de que quizás nunca más, debido a las muchas décadas que tiene encima, viva otra vez un 26 en Guantánamo por el nuevo sistema de rotación: “por eso lo disfruto más”, acotó.

Los mejoramientos constructivos a la Mariana Grajales respetan su arquitectura estilo colonial y se enfocaron hacia el sistema hidrosanitario, el piso del pantry, los pasillos de acceso a los locales, el drenaje, la carpintería y los tabiques que dividen las áreas interiores.

Además, se climatizó el salón de reuniones, mejoró el sistema eléctrico, Muebles Imperio suministró madera preciosa para las paredes y el mobiliario, y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente asesoró a Comunales en la siembra de nuevos cactus así como en la rehabilitación de las cinco palmas que acompañan el conjunto escultórico.

“Nueva Epopeya”, la única pintura que queda de la trilogía dibujada por Ernesto García Peña en 1985, fue retocada por su autor. Lo mismo sucedió con la cinta original que contiene la música compuesta, expresamente para aquí, por el pianista Frank Fernández.

Como parte de la inversión se proyectó recuperar el Bosque de la Amistad, ubicado en el 10 Norte entre dos y tres Oeste, que fuera inaugurado con la Plaza el 26 de julio de 1985.

Mientras, con respecto al monumento de 15.40 metros de altura y 720 metros cúbicos de hormigón fundido y pigmentado, Rómulo Fernández Bilardo, arquitecto que diseñó la Plaza, explicó -en vista que efectuara en febrero- que las imágenes esculpidas por José Villa Soberón, Enrique Angulo y Lázaro Ternord estaban en perfectas condiciones y no necesitaban retoques, aunque la jardinería sí.

Otra vez reinará el esplendor allí donde, en 1985 y 1995, hablara Fidel a los guantanameros en ocasión de un 26 de julio y donde Raúl, Almeida y Machado fueran homenajeados con la Fama y el Cemí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *