CUESTIÓN DE CADERAS

De poco vale a la cubana hacerse la finísima, puesto que biológicamente, para la mayoría, eso es casi imposible. Digo que las latinas somos de caderas anchas y no esqueléticas, de piernas gordas y no palitos chinos, de cachetes sonrosados y no huesos salientes hasta de donde no debe haberlos.

 Expreso mi opinión de que estamos genéticamente diseñadas como proclives a la gordura que es, según nuestras definiciones más tradicionales de lo bello, el mejor síntoma para descubrir a una mujer “hermosa”.

9 comentarios en “CUESTIÓN DE CADERAS

  1. esas caderas anchas la naturaleza te las daá porque ella sabe que con ellas puedes tener mejor a tus hijos… es decir: caderas anchas, poderosas grupas, fornidos ijares, buenas paridoras, o sea madres…

    o no…?

  2. por ciertto, la gorda de la derecha es más que eso: es una “gorda” de botero, el prestigioso pintor colombiano…

    las tres evas esqueléticas de la derecha, que usan hojas platanales de antiparras…, quiénes son…?

  3. Ni gorditas, ni flaquitas, ni muiy claritas, ni muy oscuritas, justo al medio, así me gusta. Oye Yisi luego pon las fotos de las tres bellas sin las maticas de platanos, eso es antiecológico y se vería con naturalidad. A la gordita o la pones de frente o le pones ropa. Okey.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *